Martín Raninqueo vive en Bavio, es excombatiente de Malvinas, mapuche, poeta y músico

Martín Raninqueo, exconscripto “clase 62” y excombatiente en las Islas Malvinas, nacido en La Plata y que hoy vive en Bartolomé Bavio, partido de Magdalena, habló del significado que tiene el 14 de junio de 1982 para los ex combatientes, sobre lo cual reflexionó: “Para mí, el 14 de junio de 1982 fue un antes y un después, ya que al poco tiempo de regresar fundamos el Cecim La Plata (Centro de ExCombatientes Islas Malvinas), fue mi primera formación política“. “Soy bisnieto de caciques mapuches que vivieron en las pampas argentinas y estuvieron presos en la isla Martín García durante la Campaña del Desierto. Somos nacidos en la ciudad de La Plata luego del destierro que vivieron nuestros ancestros“, relata Raninqueo, que además es poeta y músico, sobre su historia familiar. Compartimos además una foto y el conmovedor relato de Raninqueo del último día de la Guerra de Malvinas.

Por Osvaldo Fanjul – Télam

Nacido en La Plata en 1962, Martín Raninqueo es un veterano con una historia de vida muy particular, que resumió en la presentación “soy argentino pero me reconozco como mapuche“, y al referirse a la soberanía del archipiélago por el que combatió en 1982, respondió con la frase “volveremos a Malvinas de la mano de América Latina y de los pueblos originarios“.

Raninqueo, que vive en la localidad de Bavio, partido de Magdalena, habló del significado que tiene el 14 de junio de 1982 -día en que finalizó la guerra, del que hoy se cumplen 39 años- para los ex combatientes, sobre lo cual reflexionó: “Para mí, el 14 de junio de 1982 fue un antes y un después, ya que al poco tiempo de regresar fundamos el Cecim (Centro de ExCombatientes Islas Malvinas) La Plata, fue mi primera formación política”.

“Esa fecha es el inicio del fin del silencio que nos quisieron imponer los militares en nuestro regreso. En Campo de Mayo nos hicieron firmar un documento donde nos teníamos que comprometer a no hablar de Malvinas“, contó.

Y al repasar los primeros días tras su regreso al territorio continental, afirmó: “En lo personal, la guerra me dejó literalmente mudo: yo sólo hablaba a través de mis canciones y poemas. En el 2011, con un grupo de compañeros, vuelvo a las islas para hacer un trabajo de reconstrucción con hechos relacionados a la violación de los derechos humanos. Ese viaje me inspiró en mis trabajos relacionados con Malvinas“, puntualizó.

Raninqueo es poeta y músico, publicó dos libros de poesías -“Poemas al flautista y otros poemas y canciones (2003) y “Haikus de guerra” (2011), este último ilustrado con xilografías de Julieta Warman y referido a la historia de Malvinas- y además editó un disco conceptual “Viento” que de algún modo aborda lo que vivió en Malvinas durante la guerra.

Este año grabó, junto al guitarrista y productor Diego Rolón, el EP “Mapuche“, sus dos trabajos discográficos fueron declarados de interés provincial por el gobierno bonaerense.

Sobre su historia y su ascendencia, Raninqueo subrayó: “Soy bisnieto de caciques mapuches que vivieron en las pampas argentinas y estuvieron presos en la isla Martín García durante la Campaña del Desierto. Somos nacidos en la ciudad de La Plata luego del destierro que vivieron nuestros ancestros“.

Sobre su regreso de Malvinas, entre 1982 y hasta finales de 1983, Raninqueo dijo que “el primer acto de rebelión fue en la cancha de Gimnasia, ahí se comenzó a gestar en nosotros ese grito de ‘se va a acabar, se va a acabar la dictadura militar’ y empezamos a interactuar con organizaciones populares del país e internacionales“.

En relación a la experiencia de convivir con el dolor de la guerra, señaló que “reinsertarse en la sociedad fue un duro trabajo, en especial para la gente del Interior y del conurbano, estar en La Plata, para nosotros, fue una ventaja porque en esta ciudad se concentran los poderes políticos de la provincia (de Buenos Aires). Con la militancia se está solucionando el tema de la situación laboral de muchos compañeros“.

El mayor reconocimiento lo sentimos a partir del gobierno de Néstor Kirchner, con la política exterior que se estableció en ese momento, y que luego tuvo un retroceso con Mauricio Macri. Soy argentino pero me considero mapuche. Y este (por el reclamo de soberanía sobre Malvinas y el espacio marítimo circundante) no es un problema de Argentina sino de toda América Latina y de los pueblos originarios“, remarcó.

Por último, Raninqueo opinó sobre cómo la sociedad observa a los excombatientes: “Me sigue incomodando esa mirada, yo soy un hombre, autor de canciones y algunos poemas, que ha vivido y padecido una guerra. Yo sentía que tenía que volver a abordar Malvinas, pero primero debía seguir formándome como artista para no bastardear el tema. Por eso es que Haikus de Guerra apareció a mis 45 años de edad“.


El 14 de junio de 1982 y una foto

Por Martín Raninqueo

Esta foto, muchos de uds la conocen. Un 13 de Junio de 1982, a estas horas, combatíamos con este mortero y estos compañeros en Malvinas, Monte Wirless Ridge. De todos ellos, los únicos heridos fueron los soldados Jorge Bratulich (arriba a la izquierda) y Marcelo Fernández. En un momento que nos dan la orden de replegarnos un poco para volver a combatir, me doy cuenta que me había olvidado una manta para el frío. Jorge, yo me vuelvo a buscar abrigo a la trinchera. No me mataron los ingleses, no voy a morirme de frío. Es peligroso Martín, me dijo Jorge. Quedate tranquilo, le dije, te alcanzo en un rato. Cuando inicio el camino a la trinchera, Jorge es alcanzado por la artillería inglesa. Corrimos a socorrerlo mientras los superiores nos gritaban que esperemos a que pasara el bombardeo. Que caeríamos varios si nos juntábamos. Así lo hicimos y Jorge fue bajado del monte mientras nosotros seguimos recibiendo el ataque inglés y tirando con el mortero hasta el 14 a la madrugada donde recibimos la orden de replegarnos unos 8 o 10 km., hasta Puerto Argentino. El repliegue fue recibiendo un bombardeo incesante hasta que alcanzamos Puerto Argentino donde fue la rendición ni bien llegamos. Pasaron los años y Jorge formó su familia. Hoy disfruta de sus nietos y en esta fecha lo recuerdo con mucho afecto.
Mi recuerdo a nuestros caídos y especialmente a nuestros hermanos originarios que dieron su vida luego de que el Estado Argentino usurpara sus territorios. Memoria, Verdad, Justicia y Soberanía.