Pedido de SUTEBA y paro de UDocBA para suspender clases presenciales en la provincia de Buenos Aires

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) solicitó al Ministerio de Educación de la Nación y a las carteras educativas provinciales “la suspensión temporal de la presencialidad en aquellos distritos donde el aumento de casos ha sido exponencial en los últimos 14 días”. En el mismo sentido, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel, consideró que “si los contagios de continúan creciendo como hasta ahora, se tiene que avanzar en restricciones que incluyan la suspensión temporal de las clases”. En tanto, la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (UDocBA) convocó a un paro de 24 horas para mañana, en reclamo de la suspensión de las clases presenciales ante el incremento de contagios por coronavirus en el distrito. En CABA, el sindicato docente UTE, encuadrado en CTERA, también parará mañana.

La secretaria general de (CTERA), Sonia Alesso, pidió hoy “pasar a la virtualidad o a clases a distancia durante un tiempo determinado”, que estimó puede ser de “15 días”, para durante ese tiempo hacer una “observancia epidemiológica lugar por lugar”, en el marco de la suba de contagios por la segunda ola de coronavirus.

Ayer, CTERA solicitó al Ministerio de Educación de la Nación y a las carteras educativas provinciales “la suspensión temporal de la presencialidad en aquellos distritos donde el aumento de casos ha sido exponencial en los últimos 14 días”.

El pronunciamiento fue firmado por la Junta Ejecutiva Nacional, integrada por la santafesina Sonia Alesso (secretaria general, del gremio Amsafe), el bonaerense Roberto Baradel (secretario general adjunto, de SUTEBA), el porteño Eduardo López (secretario gremial, por UTE), el cordobés Oscar Ruibal (prosecretario gremial, UEPC), el cordobés Juan Bautista Monserrat (secretario de organización, también de UEPC) y el neuquino Marcelo Guagliardo (secretario administrativo, por ATEN), entre otros.

En simultáneo, anoche la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense informó que “las organizaciones sindicales solicitaron la suspensión temporal de la presencialidad en aquellos distritos donde se manifiesta una elevada circulación del virus así como la profundización de medidas de carácter restrictivo para otras actividades, a fin de contribuir a minimizar la circulación del virus”, luego de la reunión que mantuvieron su directora general, Agustina Vila, junto al viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, y dirigentes de los distintos sindicatos docentes de la provincia de Buenos Aires.

Esta mañana, el secretario general de SUTEBA, Roberto Baradel, consideró que “si los contagios de coronavirus continúan creciendo como hasta ahora, se tiene que avanzar en mayores restricciones que incluyan la suspensión temporal de las clases presenciales en los distritos que registren subas exponenciales de casos”.

“No hay duda de que la presencialidad se tiene que seguir dando. Pero ante situaciones de desborde, como saturación del sistema público y privado de salud o aumento exponencial de los casos, hay que tener cuidados, restricciones en la circulación por un tiempo mientras se sigue vacunando”, sostuvo el dirigente gremial bonaerense en declaraciones a radio La Red.

Mientras tanto, la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (UDocBA), que integra junto a SUTEBA, FEB y otros el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), convocó a un paro de 24 horas para mañana, en reclamo de la suspensión de las clases presenciales ante el incremento de contagios por coronavirus en el distrito.

Se trata del sindicato liderado por Miguel Díaz, quien juzgó necesario “regresar de inmediato a la virtualidad para detener la transmisión del virus” en el marco de la segunda ola de la enfermedad.

En este punto, entendió que “no existe la voluntad política de tomar la decisión fundamental que esta realidad requiere”, en referencia a una suspensión de la presencialidad.

En declaraciones a Radio Delta, Díaz manifestó que en 2020 se “suspendieron las clases con 100 infectados por día y hoy las mantienen con 10.000 solo en la provincia”.

“Si bien hay una cabal comprensión de la grave situación epidemiológica que estamos atravesando, no existe la voluntad política de tomar la decisión fundamental que esta realidad requiere: regresar de inmediato a la virtualidad para detener la transmisión del virus”, consideró el dirigente docente alineado con Hugo Moyano.

A diferencia de su organización hermana bonaerense, el SUTEBA, la Unión de Trabajadores de la Educación de la Ciudad de Buenos Aires (UTE-CTERA), que nuclea a los docentes porteños, convocó a un paro de actividades para mañana en reclamo de “la suspensión temporal de la presencialidad en las escuelas ante el crecimiento exponencial de casos” de coronavirus, en el marco de la segunda ola. “Exigimos a Horacio Rodríguez Larreta la suspensión temporal de la presencialidad en CABA. La salud y la vida son prioridad”, dijo el sindicato que dirige Eduardo López en la convocatoria al paro para mañana.

Fuente: Télam